martes, 10 de enero de 2012

¿LIBERTAD DE EXPRESIÓN O DE SENTIDO COMÚN?

En el cole tenemos blog de los diferentes cursos, y los administramos de manera mancomunada los tutores.
Ayer, en una de las tantas reuniones de coordinación que tenemos, comentaba una compañera cómo una mamá, hacía uso bastardo de la página, poniendo quejas sobre las Ampas, por ejemplo o por qué se había realizado tal o cual actividad en vez de otra.
Yo misma he sufrido el uso indebido de las herramientas educativas 2.0, con comentarios por parte de alumnado, en nada referido a los contenidos, sino de cotilleo respecto a otros alumnos y alumnas. 
Aunque la idea inicial era no moderar la página, en mi caso al menos, poca opción me ha quedado y excepto estos inapropiados comentarios, todos los demás salen.
Ante algunas acciones sin sentido en la red, solo queda desvirtuar su naturaleza ignorándolas y tener en cuenta la gran implicación que los progenitores tienen en el proceso de educacion de sus hijos tienen cuando pueden ver qué hacen y opinar al respecto y la intensa motivación que en relación a esta presentación de contenidos experimentan los educandos.
Al final voy a tener que admitir el slogan que aquel anuncio de neumáticos afirmaba: "La potencia sin control... no sirve de nada"